Terapia Visual

¿Qué es la Terapia Visual?

La terapia visual es un tratamiento que enseña al paciente a usar su visión de forma precisa.

Mediante una serie de ejercicios, el paciente aprende a tener control de todas las habilidades visuales:

  • Enfoque.
  • Convergencia.
  • Divergencia.
  • Periferia
  • Localización espacial.

De esta manera podrá usar su sistema visual eficazmente en cada uno de las actividades escolares y cotidianas.

¿Qué problemas se pueden solucionar con la terapia visual?

Ambliopía (Ojo vago).

Estrabismo.

Estrés visual causado por el exceso de trabajo en cerca.

Problemas de enfoque.

Diplopia (visión doble)

Dificultades de lectura causadas por problemas oculomotores o de vergencia.

¿Qué habilidades se trabajan durante la Terapia Visual?

Destrezas de motilidad ocular.

Seguimiento de objetos en movimiento suavemente, con precisión, sin esfuerzo, conscientes y con demanda. El paciente deberá cambiar su mirada con precisión de un objeto a otro, converger, divergir y sostener dicha actividad sin fatiga o incomodidad.

Destrezas de enfoque ocular.

Cambiar el enfoque con facilidad y rapidez de lejos a cerca y viceversa, y aclarar los detalles con cada cambio. Mantener el enfoque en las tareas cercanas sin fatiga, borrosidad o incomodidad.

Destrezas de trabajo en equipo (binocularidad).

La manera en que los ojos trabajan juntos en las tareas a distancia y cercana. Sostener la binocularidad para que la información sencilla, precisa y clara pueda ser obtenida y comprendida sin esfuerzo, fatiga o incomodidad.

Coordinación ojo-mano.

La habilidad para trabajar en conjunto el ojo y la mano como “herramientas de aprendizaje”. La habilidad del paciente para planear y llevar a cabo visualmente una tarea en un área espacial definida. Hacer juicos visuales espaciales con precisión de tamaño, forma, contorno, peso, textura, temperatura, solidez, como si la mano también estuviera siendo utilizada.

Destrezas visuales perceptuales.

El paciente se entiende a sí mismo como punto de referencia para desarrollar conceptos espaciales y hacer juicios de dirección. Desde entender “¿dónde estoy?”, la posición de los objetos y sus secuencias, hasta llegar al “¿dónde está?” y obtener un significado. La habilidad del paciente para hacer juicios de tamaño, forma, posición y distancia. Recordar lo que se ha visto, visualizar objetos en diferentes relaciones espaciales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies